29 de mayo de 2015

22 de mayo de 2015

Análisis y Reubicación de Rutas

22 de mayo de 2015

Análisis y Reubicación de Rutas*

Con motivo del proceso de municipalización del transporte urbano en la ciudad de México, se desarrolló un sistema de rutas, conocido ampliamente, en aquel entonces como Red Ortogonal, para indicar con su nombre los recorridos en forma de ángulos rectos, tal y como son las rutas directas de transporte. Sin embargo, muy a pesar de la avanzada tecnología que se aplicó en la denominada Red Ortogonal, integrada por 60 rutas directas a todo lo largo y ancho, de ida y vuelta de la propia Ciudad de México, con sus 48 servicios alimentadores a la red, conocida por sus siglas SARO. Esta estructura dada al transporte estatizado, resultó totalmente inadecuada, debido fundamentalmente a que muchas colonias, centros urbanos y centros suburbanos quedaron sin comunicación, motivo por el cual se decidió realizar adecuaciones a partir de 1982.

Cuatro son los tipos de adecuaciones básicas que se adoptaron durante 1982-1988: acortamientos, alargamientos, seccionamientos y reubicación de cierres de circuito. El primero de ellos obedeció normalmente para incrementar la frecuencia en el servicio, aumentando la intercomunicación con otros tipos de transporte colectivo y ahorro de combustible, entre otros, todo ello con el propósito fundamental de mejorar el servicio y satisfacer la demanda por parte de los usuarios en la Ciudad de México y área conurbana. Ejemplos de este tipo (acortamientos) efectuados en el primer trimestre de 1987:

Acortamientos de Rutas
Anterior                                                              Actual
Ruta  Origen - Destino                                       Origen - Destino
29      Pedregal de Carrasco - Izazaga              Pedregal de Carrasco - M. Universidad
163    San Miguel Teotongo - M. San Lázaro    San Miguel Teotongo - M. Zaragoza
163A  San Miguel Teotongo - M. San Lázaro    San Miguel Teotongo - M. Zaragoza
163B  San Miguel Teotongo - M. San Lázaro    San Miguel Teotongo - M. Zaragoza

Los alargamientos, básicamente, se refieren al incremento en kilometraje en determinadas rutas a petición de los vecinos y a estudios de factibilidad de origen y destino realizados por este organismo, benefician a núcleos de operación en las periferias y lugares alejados; zonas en las que no prestan el servicio de transporte colectivo otros medios, mencionamos como ejemplo la siguiente ruta:

Alargamiento de Rutas
Anterior                                                        Actual
Ruta   Origen - Destino                               Origen - Destino
49B    Ejidos Iztapalapa - Hosp. Juárez      Ejidos Iztapalapa - Izazaga

Los seccionamientos de rutas se establecieron por la necesidad de tener, un sistema de transporte más rápido y eficiente, ya que se observó que en la llamada "Red Ortogonal" se contaba con recorridos extremadamente largos, repercutiendo en pérdidas en horas hombre y horas máquina. Fue a partir de 1985 cuando se llevaron a cabo los primeros 12 seccionamientos, en donde los resultados fueron positivos ya que se demostró que las frecuencias de paso eran menores, disminuyendo los intervalos de tiempo de las unidades.

En 1987 se registraron seccionamientos con resultados similares destacándose entre otros:

Segmentación de Rutas
Anterior                                                     Actual
Ruta  Origen - Destino                              Origen - Destino
13    Ind. Vallejo - Canal 13                      Col. Ferrería - M. Chapultepec
                                                                  M. Chapultepec - Imevisión
16    Peñón - Las Armas                           Col. El Peñón - M. Tlatelolco
                                                                  Col. 20 de Nov. - San Pedro - Xalpa/Armas
19    San Pablo Xalpa - M. Universidad    San Pablo Xalpa - Parque México
                                                                  Zona Rosa - M. Universidad
24    Pueblo Santa Martha - M. Cuatro     Pueblo Santa Martha - Alameda
        Caminos                                            Alameda - M. Cuatro Caminos

La reubicación de cierres de circuito obedeció a la falta de seguridad para el personal y para los autobuses en algunos casos, también pudo ser quejas de los vecinos o ha terrenos inapropiados para maniobras de los autobuses; sin embargo, esta reubicación no significó cambio radical de ubicación, sino únicamente reubicación en los mismos alrededores, buscando la optimización del servicio para los usuarios, mencionándose como ejemplos los siguientes:

Reubicación de Cierres de Circuito    
Ruta   Origen - Destino                                        Anterior - Actual
59       M. El Rosario - M. División del Norte        Anden C M. El Rosario - Anden E
41B    Central de Abastos - M. Pantitlán              Anden M M. Pantitlán - Anden K
47B    Santa Cruz Meyehualco - M. Pantitlán      Anden M M. Pantitlán - Anden K

Cabe señalar que antes de proceder a realizar cualquiera de los diferentes tipos de adecuaciones, se efectuaron diversos estudios del suelo y de equipamiento urbano, en los que se contemplaron análisis sobre la localización, calle por calle, de escuelas primarias, de educación media, media superior y de nivel superior, de igual forma se consideraron la ubicación de mercados públicos, centros comerciales, centros industriales y centros culturales y deportivos.

*Tomado del libro Memoria de gestión del periodo Diciembre de 1982 a noviembre de 1988 AUP R 100, DDF.






15 de mayo de 2015

8 de mayo de 2015

Cooperativas, sólo cuando se logre el equilibrio financiero

8 de mayo de 2015

Cooperativas, sólo cuando se logre el equilibrio financiero

Ruta Cien
Octubre 1989

La formación de cooperativas en Ruta 100 esta condicionada a que el organismo tenga una sana estructura financiera y operativa. Para ello requiere de subsidios de por lo menos 200 mil millones de pesos.

Un estudio elaborado por expertos del Departamento del Distrito Federal señala que el ausentismo, los saqueos, los fraudes y malos manejos colocaron a la empresa al borde de la quiebra de la que salvó gracias al subsidio que recibe.

El documento, asienta que, en primer término, Autotransportes Urbanos de Pasajeros Ruta 100 tendrá que ser reestructurada en su totalidad. Esto incluye abatimiento de costos, reducción del número de módulos para que los terrenos que estén libres sean convertidos en centros de recuperación de partes, redefinición de rutas y un eficaz control de equipo y refacciones.

Lo más importante es brindar un buen servicio a los pasajeros y para ello, en los planes de desarrollo del gobierno capitalino, se contempla la adquisición de mil nuevos autobuses con equipo anticontaminante, los cuáles tienen un valor aproximado de 200 millones de pesos cada uno.

Además, poner en servicio cuatro mil 500 unidades por desperfectos. En este caso las composturas requieren de entre 25 y 100 millones para cada unidad.

En el marco de la reestructuración, que ya  fue puesta, se ha procedido a la desaparición de los módulos que no tienen razón de existir. Así, de los 39 que había hace tres meses, ahora sólo quedan 36.

Los módulos 31, 32, y 33, que se ubicaban en las delegaciones Gustavo A. Madero y Azcapotzalco, fueron entregados a otros, con el objeto de convertirlos en verdaderas unidades productivas.

El programa de reorganización implica, resalta el estudio elaborado por el gobierno de la ciudad, un esfuerzo conjunto entre autoridades y sindicato. 

Los planes de operación prevén, además la modificación en los sistemas de trabajo, al ajuste en el número de operadores por cada vehículo, así como la correcta definición de frecuencias de salida, lo cual será informado a finales de mes o a principios de noviembre por las propias autoridades capitalinas.

En principio se ha planteado la meta de generar un significativo ahorro en los costos de mantenimiento, sobre todo de partes y refacciones más importantes, como son motores, tambores, frenos, tren automotriz, transmisiones y diferencial.

De acuerdo al estudio del DDF, el ahorro en ese caso será de un 15 por ciento, equivalente a unos ocho mil millones de pesos cada semestre.

El documento elaborado por los expertos del Departamento del Distrito Federal insiste en que sólo cuando la situación financiera de la empresa sea equilibrada, los trabajadores podrían sentarse a la mesa para negociar la formación de cooperativas.

Sólo entonces cada módulo podría funcionar como una verdadera unidad productiva y las oficinas centrales desempeñarán un papel meramente normativo, precisa el estudio.

Menciona el documento que dadas las dimensiones de R-100 y su mala organización, se propició el desorden, lo que derivó, en algunos casos, en actos de deshonestidad por parte de ciertos empleados.






1 de mayo de 2015